Hepatoprotectores: una lista de medicamentos con efectividad probada

La naturaleza está diseñada para que el cuerpo humano funcione en armonía, como un reloj. Pero los factores externos negativos (mala ecología, estrés, malos hábitos, estilo de vida sedentario, alimentos de baja calidad) tienen un efecto perjudicial sobre la salud.

El hígado es un órgano particularmente vulnerable que responde a los efectos adversos. Para mantenerlo en condiciones de trabajo para las personas que padecen enfermedades congénitas o adquiridas, como la hepatitis C, así como para quienes no pueden deshacerse de los malos hábitos (alcoholismo, drogadicción, tabaquismo), los médicos recomiendan tomar hepatoprotectores con regularidad para el hígado.

Cuando los hepatoprotectores son una necesidad vital.

Las razones para tomar medicamentos hepatoprotectores pueden ser las siguientes enfermedades y fenómenos:

  1. Enfermedad hepática, desencadenada por el abuso del alcohol. En este caso, primero, debido al uso regular de bebidas que contienen alcohol, se desarrolla la degeneración grasa del órgano y el hígado aumenta de tamaño. La fase final del proceso es el desarrollo de la cirrosis. Desafortunadamente, esta enfermedad se caracteriza por síntomas de baja intensidad. Se diagnostica, por regla general, no en las etapas iniciales y se trata durante mucho tiempo.
  2. Hepatitis viral de diferentes formas (A, B, C, D, E). La enfermedad se desarrolla debido a la falta de higiene personal o como resultado del contacto directo con la sangre de una persona infectada. El curso de la enfermedad puede tener una forma diferente. La forma fulminante es especialmente peligrosa cuando el paciente primero desarrolla cirrosis y luego necrosis, que es fatal.
  3. Hepatitis medicinal. La causa de la enfermedad: el uso no controlado a largo plazo de ciertos medicamentos. La velocidad de la enfermedad puede variar desde varias décadas hasta varios días. Todo depende de las características individuales del organismo.
  4. Enfermedad grasa La causa de la enfermedad es el abuso de alimentos grasos y excesivamente picantes. Con la hepatosis grasa, las células eficientes del órgano mueren rápidamente. En el sitio de las células muertas, se forman cicatrices que contribuyen al desarrollo y la progresión de la cirrosis. Los mejores hepatoprotectores, que fueron creados por los especialistas de los laboratorios farmacéuticos, ayudarán a hacer frente a la enfermedad.
  5. Cambios patológicos en el tamaño del hígado debido a la intoxicación por toxinas o sustancias tóxicas. El cuerpo puede crecer en tamaño como resultado de la desnutrición.
  6. Después de someterse a quimioterapia. Los fármacos anticancerosos afectan negativamente al sistema linfoide, inhibiendo el proceso de división celular miótica. Los hepatoprotectores de la nueva generación ayudan a restaurar la salud del órgano y eliminan activamente las sustancias tóxicas del hígado.

Clasificación de los medicamentos modernos para el tratamiento del hígado.

Las preparaciones eficaces para el hígado, que los médicos recomiendan hoy a los pacientes, se pueden dividir en los siguientes grupos:

  • Hepatoprotectores de origen vegetal.
  • Los aminoacidos
  • Drogas de origen animal.
  • Suplementos y vitaminas.
  • Remedios homeopáticos.
  • Fosfolípidos esenciales.

Consideremos con más detalle cada uno de los grupos.

Remedios herbales

Los hepatoprotectores a base de hierbas son medicamentos efectivos que pueden unirse a los radicales libres, interrumpiendo los procesos de oxidación de la grasa. Contribuyen a la estabilización de la membrana celular del hígado.

El principal ingrediente activo de estos medicamentos es el cardo mariano. Además, se pueden incluir las siguientes plantas:

Cualquier medicamento a base de ingredientes herbales tiene poderosas propiedades oxidativas. Restaura bien la membrana celular y estimula el crecimiento de nuevas células.

Muy a menudo para el tratamiento de enfermedades hepáticas, a los pacientes se les prescriben hipoprotectores, que incluyen: aceite de alcachofa y semillas de calabaza. Tales drogas pueden proteger el hígado de efectos externos e internos negativos. Mejoran rápidamente el trabajo del cuerpo y restauran la estructura de las células, proporcionando un efecto beneficioso sobre el estado de todo el cuerpo humano en su conjunto.

Tenga en cuenta: en el tratamiento de formas avanzadas de la enfermedad, las preparaciones a base de hierbas son ineficaces. Son nombrados solo como adyuvantes para terapia compleja.

Los amino acidos

Las preparaciones de aminoácidos están activamente involucradas en la síntesis de fosfolípidos. Toda herramienta moderna con aminoácidos tiene un efecto reductor. Los medicamentos de este grupo están indicados para el tratamiento de la hepatitis infecciosa crónica.

Tenga en cuenta: el efecto de los fármacos de aminoácidos se expresa solo cuando se administra por vía intravenosa. En el caso de los medicamentos preorales, el medicamento se absorbe mal, por lo que el efecto del medicamento se reduce significativamente.

Durante el uso de dichos agentes, se observa un pronunciado efecto antidepresivo, debido al hecho de que los ingredientes activos del fármaco descomponen activamente las grasas y las eliminan del hígado, lo que ayuda a limpiar el cuerpo. Los medicamentos de este grupo son efectivos para el tratamiento del síndrome de abstinencia, hepatitis viral crónica, daño hepático hepatotóxico como resultado de tomar antibióticos y alcohol.

Hepatoprotectores de origen animal.

Dichos hepatoprotectores en la hepatitis C y en el tratamiento de otros tipos de enfermedad se toman solo con receta médica.

Tenga en cuenta que los productos de origen animal se utilizan solo para el tratamiento de enfermedades y no para la prevención. Los medicamentos activan el proceso de circulación de la sangre en el tejido del hígado y disminuyen la formación de tejido conectivo. Los hepatoprotectores modernos de origen animal se utilizan en terapias complejas: degeneración grasa, hepatitis crónica, cirrosis.

Suplementos y vitaminas.

La recepción de suplementos dietéticos y vitaminas puede iniciarse solo después de consultar al médico tratante. La lista de hepatoprotectores, medicamentos con eficacia probada, no es muy amplia. Por lo tanto, al elegir una herramienta, tiene la oportunidad de encontrar un producto de baja calidad e ineficaz, que solo puede dañar su salud.

El mecanismo de acción de los suplementos dietéticos y las vitaminas está dirigido a proteger las células y los tejidos de los efectos nocivos de las drogas y el alcohol. Sin embargo, debe recordarse que el tratamiento de la hepatitis aguda en algunos pacientes puede empeorar el curso de la enfermedad. Tomarlos solo bajo la supervisión de un médico, debido al hecho de que una concentración excesiva de vitaminas puede conducir a un desequilibrio de sustancias en el cuerpo humano. Como resultado, puede haber un riesgo de desarrollar patologías como: la formación de cálculos en el hígado y la pelvis renal, una violación de la microflora de la membrana mucosa de los órganos del sistema genitourinario. También se puede observar pérdida de cabello y piel seca.

Preste atención: según los expertos, los medicamentos de producción nacional tienen la dosis óptima. En comparación con los suplementos dietéticos y los complejos vitamínicos extranjeros, los análogos domésticos se caracterizan no solo por un mínimo de aditivos aromatizantes, sino también por un costo aceptable.

Remedios homeopáticos

En la lista de hepatoprotectores, medicamentos que ya han demostrado su eficacia, los remedios homeopáticos de origen vegetal ocupan un lugar honorable. La base de sus fórmulas son las plantas medicinales naturales. En el mercado farmacéutico de nuestro país, se presentan principalmente remedios homeopáticos de fabricación alemana.

Son capaces de proporcionar un fuerte apoyo al hígado y eliminar eficazmente los síntomas de daño. La única desventaja de este grupo es que no pueden utilizarse en el caso de intolerancia individual a los componentes. Es decir, los fondos de este grupo prácticamente no se utilizan para el tratamiento de enfermedades hepáticas en pacientes que sufren reacciones alérgicas.

Fosfolípidos esenciales

Las drogas de este grupo pertenecen a la clase de lípidos altamente especializados, que son esteres. Los componentes activos de dichos medicamentos pueden tener un efecto positivo en el proceso de coagulación de la sangre. También participan activamente en el transporte de grasas, colesterol y en los procesos de regeneración de las membranas celulares.

Las preparaciones de este grupo en medicina se utilizan principalmente en el tratamiento de la degeneración grasa del hígado, coma hepático, hepatitis aguda y crónica, cirrosis y necrosis.

Los fosfolípidos esenciales son hepatoprotectores de la nueva generación, en este momento la lista de dichos medicamentos no es muy amplia. Sin embargo, los médicos han notado que mejoran significativamente el índice funcional del sistema enzimático del hígado, restaurando los procesos metabólicos y cuidando de preservar la estructura celular.

Un inconveniente importante de este grupo de medicamentos es que están contraindicados para personas con hipersensibilidad a los ingredientes activos de los medicamentos. Los hepatoprotectores esenciales para la hepatitis C son, con mucho, el mejor remedio que alivia el estado de los pacientes.

Drogas de nueva generación.

Le ofrecemos hepatoprotectores, una lista de medicamentos de nueva generación. Estos fondos ahora son utilizados activamente por las principales clínicas para el tratamiento de la hepatitis y otras enfermedades hepáticas en todo el mundo:

  • Medios en cuya fórmula predominan los componentes de origen vegetal. Estos incluyen: Hofitol, Silegon, Silibinin, Silymarin, Carsil Fote, Legalon, Pumpkin.
  • Fármacos a base de aminoácidos: Choludexan, Ademetonin, Exhol, Ursosan, Ursoliv.
  • Preparados a base de componentes de origen animal: Hepatosan, Erbisol, Sirepar, Prohepar.
  • Suplementos y vitaminas para el hígado: Dipana, Hepatrine, Ovesol, Hepatotransit, Liv 52, Milona 10.
  • Medicamentos homeopáticos: Galstena, Hepel.
  • Fosfolípidos esenciales: Resalut, Gepagard, Essliver Forte, Essentiale Forte N, Essentiale N, Phosphoncial.

Los medicamentos dirigidos a pacientes jóvenes deben incluirse en un grupo especial. No siempre el hígado del niño puede hacer frente correctamente a sus responsabilidades. Le ofrecemos hepatoprotectores para niños, una lista de medicamentos con efectividad comprobada:

  • Galsthen y Hepel (para recién nacidos),
  • Essentiale, Duphalac (niños a partir de 3 años),
  • Antral, Gepabene y Metionina (niños mayores de 4 años),
  • Ursosan, Karsil, Legalal (niños de 5 a 12 años),
  • Choleny (para niños mayores de 12 años).

La rama de la farmacología no se detiene. Los institutos de investigación y los laboratorios especializados de todo el mundo trabajan incansablemente para crear nuevas herramientas que ayuden a las personas a superar una enfermedad terrible. Sin embargo, no confíe en el progreso y automedicarse. Puede lograr el resultado deseado y recuperar la salud solo si el medicamento se prescribe después de someterse a una serie de pruebas.

Un estudio detallado de la naturaleza de la enfermedad y escrupuloso siguiendo las prescripciones del médico que lo atiende es una garantía de que podrá sobrellevar la enfermedad, deshacerse de los síntomas desagradables y olvidarse de los problemas relacionados con la salud del hígado.

Prevención de enfermedades del hígado

¿No quiere dejarse confundir por la selección de medicamentos para el tratamiento de enfermedades hepáticas? Le recomendamos que se familiarice con las reglas básicas, cuya observancia escrupulosa le permitirá mantener su propia salud.

Regla numero 1. La negativa del alcohol. El alcohol es el primer enemigo del hígado. Un uso moderado de alcohol, o un rechazo total de él, le dará la oportunidad de no dejarse confundir por los problemas de salud de un órgano vital.

Regla número 2. Protección contra sustancias tóxicas. La gran mayoría de los medicamentos modernos de origen químico se metabolizan en el hígado. En este caso, los componentes de los fondos tienen un efecto perjudicial sobre la salud del órgano. No se recomienda tomar medicamentos sin control, sin prescripción médica.

Regla número 3. Protección contra virus. Los grupos de hepatitis B, C, D se transmiten por contacto directo con la sangre o la linfa de un paciente infectado. Los virus son resistentes al medio ambiente, así que no te olvides de la higiene personal. Para protegerse contra el grupo de la hepatitis B puede ser un método de vacunación. Sin embargo, no siempre la vacunación puede ser una garantía de seguridad del 100%.

Regla número 4. Nutrición equilibrada. La comida chatarra puede provocar enfermedades inflamatorias de la vesícula biliar y el hígado. Reducir el riesgo de ocurrencia y el desarrollo de enfermedades peligrosas ayudará a una nutrición adecuada. En este caso, debe minimizar el consumo de alimentos grasos, fritos y picantes.

Regla número 5. Prevención oportuna de enfermedades del sistema cardiovascular. Las enfermedades de los órganos del sistema cardiovascular pueden provocar congestión venosa en el hígado. Por lo tanto, debe controlar el estado de salud del corazón, la presión arterial y su propio peso.

El cumplimiento de estas reglas simples le dará la oportunidad de evitar el riesgo de enfermedad hepática.

Mira el video: Silimarina Hepatoprotector (Diciembre 2019).

Loading...

Categorías Más Populares